domingo, 28 de octubre de 2012

Como Paren Los Animales


Los anfibios se reproducen en el agua
Algunos anfibios viven casi siempre en tierra, deben volver al agua para reproducirse. Su fecundación, externa, ha de ocurrir en el agua sus huevos se secarían al aire libre. Los huevos salen los renacuajos, deben sufrir una metamorfosis hasta transformarse en adultos.

El huevo de las aves :
Las aves viven fuera del agua. El óvulo fecundado en el interior de la hembra se convierte en el huevo, que se rodea de varias cubiertas protectoras. La cáscara se endurece a ponerse en contacto con el aire. Los huevos son pequeñas bolsas que mantienen un ambiente acuoso en su interior.



Dentro de un huevo existen tres espacios:
·     Bolsa amniótica. Forma el espacio donde crece el embrión.

·         Alantoides. Contiene aire, para que el embrión pueda respirar.

·         Saco vitelino: Le proporciona alimentos al embrión.

En el huevo hay una masa de proteínas nutritivas, que constituyen la clara.
Poco a poco, el aire, la clara y la yema van agotándose. El embrión crece, protegido por la bolsa amniótica, hasta que el huevo eclosiona. Los pollos de gallinas y patos son nidífugos, abandonan muy pronto el nido y sus padres no tienen que dedicarse demasiado a su cuidado. Es así porque el período de incubación ha sido largo, con tiempo suficiente para un buen desarrollo del embrión. Las crías de águilas, cigüeñas y garzas son nidícolas, nacen poco desarrolladas y requieren que sus padres las protejan y alimenten.
·  La placenta de los mamíferos:
El embrión de los mamíferos se agota por el vitelo alimenticio, en los primeros días, hasta que nace el feto, la madre es la encargada de suministrarle nutrientes y oxígeno.
Se consigue mediante un órgano especializado, la placenta, que se forma en el útero de la madre tras la fecundación. 



Se trata de una membrana que está en contacto con la madre y con el embrión y que está repleta de vasos sanguíneos. La sangre de la madre que llega a la placenta contiene oxígeno y nutrientes, pasan al embrión; la que sale, ha recogido el dióxido de carbono y los desechos del embrión , que llegarán hasta los pulmones y riñones de la madre. Es la madre la que respira, se nutre y excreta. 



Desde la placenta sale el cordón umbilical hasta el feto. Por el cordón discurren dos tubos o vasos sanguíneos: uno con sangre que se dirige al feto y otro que sale de él. En la misma placenta, la sangre del feto y de la madre intercambian sus sustancias sin mezclarse. Cuando haya nacido el nuevo ser y ya respire, el cordón podrá cortarse y la placenta será expulsada del vientre de la madre sin daño alguno para ella. Nacen inmaduros, supone demasiado esfuerzo para la madre llevar en su vientre y parir crías. Las hembras han desarrollado unas glándulas, las mamas, que producen leche, la que alimentan a sus crías recién nacidas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada